miércoles, 5 de marzo de 2008


¡TÚ!


Estamos todos, pero falta uno,
estoy yo, pero faltas tú,
somos muchos, pero ninguno
cuando falta uno, cuando faltas tú.

Son las nieblas de la mañana,
las que anteceden al sol,
las que abundan en la noche
en que se hunde el corazón.

Pasa el día triste y largo,
rápidas las sombras son,
para oscurecer el alma
cuando esta la dicha en flor.

Estamos todos, pero falta uno,
no estas tú, pero estoy yo,
somos muchos, pero ninguno
sí tú no estas, aunque este yo.

4 comentarios:

Catalina Zentner dijo...

Olaga, tu forma de escribir sobre el amor es dulce y emotiva.
Catalina

`/\RF/\N[| dijo...

No cabe duda que no importa cuan grande sea el numero de personas que nos acompañan, siempre nos sentiremos vacios, si nos falta ese ser especial que nos mueve y hace vibrar.

¡Muy lindo detalle, querida amiga!

josé dijo...

Los poemas son siempre nuevos para mí, los consumo con avidéz esperando se me prenda esa forma íntima de decir al otro lo que nos urge, lo que nos conecta. Nunca sabré hacerlo como tú, amiga, un afectuoso abrazo para tí. (Me he soñado entrando a "La Quintana", qué bello lugar, y lo digo por el sitio y por quienes lo habitan, según las fotos).

Alatriste dijo...

Te visito también en este blog, Olga y me vuelvo a encontrar un tesoro.

Gran poema de nuevo y es que el talento no se puede disfrazar.

Enhorabuena por tu maravillosa forma de escribir y que no decaiga.

Un beso.